¿Qué es una casa pasiva?

Una casa pasiva es, básicamente, una vivienda creada para mantener unas excelentes condiciones de confort interior prescindiendo del uso de sistemas convencionales de calefacción. También se las conoce con el nombre passivhaus debido a su origen germano.

Durante los últimos años se está produciendo un creciente interés por construir este tipo de viviendas, debido principalmente al contínuo aumento del coste del consumo de energía y a la concienciación de los ciudadanos sobre la sobreexplotación de los recursos naturales (combustibles fósiles principalmente).

El éxito de esta alternativa a la construcción tradicional de viviendas está basada en la utilización de materiales de alta calidad (especialmente de materiales ECO) en el uso de buenos aislamientos y ventanas altamente eficientes que evitan la creación de puentes térmicos que evitan la pérdida de calor en el hogar. Del mismo modo, las casas pasivas están diseñadas teniendo en cuenta unos determinados criterios arquitectónicos que permiten que toda la vivienda aproveche la energía natural que la rodea, haciendo que esta funcione a modo de un termo y conserve todo el calor en su interior.

1

Gracias a todos estos elementos, una casa pasiva ahorrar entre un 85% y un 90% el consumo de la factura energética de un hogar con respecto a las viviendas tradicionales, situadas normalmente en la escala más baja de la pirámide de eficiencia energética. De este modo, disfrutar de una casa pasiva evita lo que se ha venido a llamar “hipoteca energética”, debido al contínuo peso que va ganando en el presupuesto familiar los continuos aumentos de los precios de la energía y que hasta ahora, desgraciadamente, no se tenía en cuenta en el momento de adquirir una vivienda.

La construcción de una casa pasiva es, además, una opción muy saludable, ya que ayudan a reducir enfermedades gracias a la renovación inteligente del aire que circula por toda la vivienda y al uso de materiales naturales que logran el bienestar de todos sus miembros, reduciendo enfermedades como el asma y la fibromialgia, entre otras.